Copas y pantallas, las bodegas apuestan por la virtualidad y organizan degustaciones de vino online

Written by on 10 mayo, 2020

Catas de vinos inusuales pero muy lógicas en tiempos de pandemia por el coronavirus, con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, se han realizado en las últimas semanas, sobre todo para degustar algo de la actual cosecha: de ellas participó Télam.

La logística previa es interesante, ya que cada participante debe recibir en su domicilio las botellas que serán parte de la degustación virtual, guiada por los enólogos de la bodega a través de la plataforma Zoom.

La que picó en punta fue Bodega Chandon Argentina, perteneciente al Grupo LVMH (Louis Vuitton Möet Hennessy), cuya primera filial fuera de su casa matriz en Francia, fue la de la Argentina que cumple 60 años de el inicio de sus operaciones aquí.

La bodega tenía previsto realizar una degustación con periodistas especializados pero ante la cuarentena, en lugar de suspenderla decidieron seguir adelante y apelaron a esta modalidad hasta ahora inédita, la “degustación virtual”.

Un grupo de poco más de una docena de periodistas especializados en vinos, entre los que se sumaron algún sommelier y enólogo vinculados a la comunicación, junto a ejecutivos de la champañera, entre los que se encontraba su CEO Gustavo Perosio, se dieron cita en el “room virtual” –cada uno desde su hogar– en esta novedosa cata dirigida por el francés Hervé Birnie-Scott, director de la bodega; y Diego Ribbert, el flamante “chef de cave” (el enólogo jefe de una champañera).

Los organizadores enviaron vía mail a cada participante los enlaces para descargar la plataforma y brindaron instrucciones para su correcto uso. Luego hicieron llegar a los domicilios de los asistentes virtuales (vía encomienda) cuatro botellas de las muestras de la actual cosecha recién vinificadas (dos del varietal Chardonnay y dos de Pinot Noir), además del espumante Chandon Extra Brut 60 Aniversario, que había que enfriar previamente, y a la hora de comenzar la videoconferencia, recomendaron tener todas las botellas junto a la computadora, y preferentemente cinco copas.

Las muestras seleccionadas provinieron de dos fincas: Caicayén (1200 metros de altura sobre el nivel del mar); y Cepas del Plata, en El Peral (1500 metros), ambas en Tupungato. De cada una de ellas se cató una muestra de Chardonnay y otra de Pinot Noir.

Diego Ribbert calificó a la actual cosecha, la primera en la que le tocó estar al frente de la enología de Chandon como “de muy buena a excelente” y explicó que “en los viñedos de altura prevalece la diversidad aromática, gran calidad, y que se logró una muy buena consistencia, manteniendo buenos niveles de PH y acidez”.

El Chef de Cave analizó que fue “un escenario difícil”, en primer término porque fue un “año caluroso”.

Unos días después, se realizó otra degustación virtual, esta vez de la Bodega Terrazas de los Andes, donde se analizaron los caldos de Malbec recién vinificados de tres fincas de terruños y alturas diferentes: Las Compuertas (Luján de Cuyo), Gualtallary (Tupungato), Altamira (San Carlos), y Chacayes (Tunuyán), y sirvió además para celebrar el Día Mundial del Malbec.

Gonzalo Carrasco y Marcos Fernández, enólogos de la bodega, sostuvieron que este “es un año bisagra”, y debido a que “fue un año caluroso nos obligó a cosechar antes” dijeron, a la vez que calificaron los caldos de esta cosecha como “más elegantes que potentes, con fineza, estructura, profundidad, complejidad y armonía” y que los vinos presentan una llamativa intensidad, color y potencial de guarda.

Esta semana la misma bodega presentó con esta modalidad virtual el lanzamiento de su línea Grand que se iba a realizar de manera presencial el pasado 18 de marzo y se aplazó por los avances de la pandemia.

En esta ocasión, se presentó una línea compuesta por tres varietales Terrazas de los Andes de la cosecha 2017: Grand Malbec, Grand Cabernet Sauvignon, y Grand Chardonnay que obtuvieron 95, 96 y 97 puntos respectivamente de parte del reconocido crítico norteamericano James Suckling.

De la sala virtual de Zoom participaron 33 personas, entre los técnicos y ejecutivos de la bodega, periodistas de Mendoza, Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, y Rosario. Esta vez los vinos llegaron en una exclusiva caja de madera y el mismo día de la degustación virtual se agregó una sorpresa para acompañar con las muestras: una tablita cerrada al vacío con tres quesos diferentes, Pecorino (de oveja); Brie; y Camembert; junto a una bolsita de frutos secos, un pan artesanal y una botella de 30 ml de aceite de oliva: placeres reales y no virtuales.


Current track

Title

Artist

Background